MAYO FESTIVO

MAYO FESTIVO CORDOBÉS

La primera visión de Córdoba, desde cualquier ángulo, aparece siempre pintada de tonos verdes y ocres. A medida que el visitante se aproxima a la ciudad estos colores se intensifican y se funden con el paisaje de forma que resulta  casi imposible imaginarla sin el adorno de su vegetación. Desde el impresionante vergel que forman los Sotos de la Albolafia, alfombrando los muros del Alcázar, hasta las pequeñas plantas que engalanan las ventanas, los tonos verdes salpican la ciudad durante los doce meses del año. Pero es que con la llegada de la primavera cuando las plantas responden a ese mismo constante de sus cuidadores inundando patios, rejas, murallas y jardines, con los matices multicolores e inconfundibles que anuncian la inminente llegada del Mayo cordobés.

Con el pórtico de la peregrinación  a los santuarios de Santo Domingo y Linares y la Batalla de las Flores , se abren treinta y un días de conmemoraciones ininterrumpidas, iniciadas entre las Cruces de las Plazas, los Patios de los rincones familiares, la contemplación de Rejas y Balcones, los aromas de los vinos, el festival de Blues y la presencia constante de la música andaluza, con la Feria de nuestra Señora de la Salud como colofón y un patrimonio de puertas abiertas como fondo.

 

Trámites