CABALGATA DE REYES MAGOS

La primera fecha a señalar en el calendario festivo de Córdoba tiene lugar en la recta final de las celebraciones navideñas, que vienen a coincidir con los días en que los romanos rendían culto al sol. La fiesta pagana fue relegada por la del nacimiento del Mesías. En torno a éste acontecimiento se produce la adoración de los Reyes Magos que, según la tradición, llegan cada 5 de enero desde Oriente, para dejar junto a los zapatos de los niños regalos o carbón, dependiendo del comportamiento que los pequeños hayan tenido a lo largo de todo el año.

 

RECORRIDO DE CABALGATA DE REYES EN CALENDARIO DE MESA PDF

Información General

La Cabalgata oficial cuenta con una quincena de carrozas que lucen llenas de imaginación y colorido. De entre todas, son protagonistas del cortejo las elegidas por los Reyes Magos para instalar su trono, desde donde saludan y agasajan continuamente al gentío, volcado en el espectáculo. Además de seis ocupadas por Melchor, Gaspar y Baltasar, con sus respectivos pajes, la comitiva está compuesta por otras carrozas ambientadas en pasajes de cuentos infantiles, bíblicos o históricos, que cobran vida en estos hermosos decorados en los que nunca faltan réplicas bellísimas de monumentos emblemáticos y conocidos de la ciudad. Pajes, pastorcillos, personajes animados y héroes infantiles reparten durante más de cuatro horas miles de caramelos, globos y pequeños juguetes, entre las notas de música de las bandas, de los grupos de animación y los pasacalles.

Este acontecimiento, de gran valor estético, se hace extensible a cada uno de los rincones de Córdoba de modo que, paralelamente al recorrido de la Cabalgata Oficial por las calles principales, otras comitivas aparecen en diferentes barrios de la ciudad, auspiciadas por peñas y asociaciones vecinales, cuyos integrantes hacen posible este festejo, que comienza a fraguarse mucho antes que el reloj de Las Tendillas entone por soleares los últimos minutos del año.

El Ayuntamiento y la Federación de Peñas Cordobesas, son los encargados de la organización, el diseño y el montaje de las carrozas que componen la Cabalgata Oficial que cubre el trayecto de las principales avecinas de la ciudad, teniendo como protagonistas a los más pequeños, y llenando de ilusión a todos los cordobeses sin distinción de edad.

Y cuando el bullicio desaparece de las calles de Córdoba, los alféizares de los barrios populares y los ventanales de los modernos edificios se pueblan de pequeños zapatos que aguardan el regalo de los Tres Magos, Reyes de la noche soñada por los más niños.

“La Federación de Peñas y peñas de diferentes barriadas se encargan de engalanar la comitiva, de modo que todas y cada una de las calles de la ciudad sean testigo de este espectáculo festivo”.

Historia

A pesar de la influencia anglosajona, en la mayoría de los países de habla hispana se sigue celebrando la llegada de Melchor, Gaspar y Baltasar a los hogares. La información más antigua de estos tres personajes se tiene apunta a que se trata de unos magos / astrólogos (capaces de guiarse por las estrellas) llegados de Persia, Babilonia y Asiria, a los que se le añadió más tarde el título de “reyes” para disociarlos del desprestigio que magos y brujas padecía en la Edad Media.

Tanto su atuendo como sus rasgos étnicos se mantienen intactos a través de los  siglos. Así Melchor es un anciano con barba y melenas blancas (elegido por sorteo entre la ciudadanía cordobesa que concurre al mismo unos meses antes), Gaspar es un joven también barbudo de pelo rojizo, mientras que Baltasar se encarna en un hombre negro e imberbe.

El recorrido que los Magos realizan por Córdoba, en la tarde del cinco de enero, se conoce con el nombre de Cabalgata de Reyes. Parece tener su origen a mediados de los años veinte del pasado siglo, teniendo como primer organizador al párroco de San Francisco, el templo del entorno del Potro. En aquella época el festejo concluía con la escenificación de la Adoración en la ermita de la Aurora de la calle de la Feria, hasta que, en los años cincuenta, la comitiva inició su recorrido en el Alcázar de los Reyes Cristianos, una costumbre que se mantiene hasta nuestros días.

La celebración, tras pasar por etapas de declive, se ha visto notablemente resaltada en los últimos años gracias a la potenciación y el apoyo de la administración local, a la colaboración de las peñas cordobesas y la participación de un público absolutamente entregado al festejo.

Fecha

Tarde del 5 de Enero.