BATALLA DE LAS FLORES

Con la aparición de los primeros pétalos se anuncia el tiempo de la contemplación y la recreación de los sentidos, el disfrute del nacimiento de las gitanillas, los geranios y los claveles, para los que siempre hay un rincón en todos los hogares de Córdoba, desde los arriates y las macetas que inundan los patios de vecinos, hasta los ángulos de acero y cristal de los nuevos edificios.

Información General

La Federación de Peñas  vuelve a cobrar protagonismo poniendo a prueba, una vez más, su inagotable imaginación y admirable sentido de la estética. De nuevo las figuras de cartón piedra y papel se alzan sobre plataformas y las carrozas, exuberantes de motivos vegetales, que emulan detalles y elementos de los conocidos monumentos de la ciudad; de palacios o jardines, que emergen en los rincones del paraíso de la fantasía, venero inagotable en esta ciudad bimilenaria.

Bien entrada la mañana los atuendos de la fiesta llenan de volantes el paisaje. Mujeres y niños lanzan su lluvia de flores sobre el numeroso público que llena ambos lados del Paseo de la Victoria, avenida transformada ese día en campo de batalla floral.

A media mañana, cuando el eco de las risas se diluya, quedará una alfombra multicolor perfumando el asfalto. Es el anuncio de los atardeceres dulces, de los días tibios y azules y de unas noches bañadas de esencias, que abordarán al caminante en el lugar más inesperado.

Se abre así el pórtico de un tiempo hecho para la creación de los sentidos. Es el umbral de Mayo y nos introduce en una ciudad bañada de alegría, misterio y ensoñaciones.

“Cuando Abril ha agonizado miles de pétalos se abren en la ciudad, como inmensas alas perfumadas que reparten sus aromas por todos los rincones, deseosos de anunciar su nacimiento.”

Fecha

Entre el último domingo de Abril y el primero de Mayo es cuando tiene lugar la “Batalla de las Flores” que recorre las principales calles, igual que un preludio del largo catálogo festivo que se abre con la llegada del mes de Mayo, el más hermoso de Córdoba.